7 jun. 2013

Carl Menger y el origen del dinero



Carl Menger y el origen del dinero: la mentira de la economía.


Muchos son a lo largo de la historia, quienes, empujados por Dios sabe cuáles fuerzas, han creado leyes, patrones de pensamiento y ciencias varias, a mi parecer, siempre en detrimento del desarrollo humano, siempre en favor de intereses de aquellos "superhombres" (como bien acuñó el término Federico Niestche en sus escritos sobre el ser humano) que muy lejos de pensar en la comunidad, perpetraron est@s para así perpetuarse en posiciones de poder, ya sea con castas sacerdotales de locos profetas, o bien con ayuda de la ciencia, dando lugar a eternas tecnocracias que siguen controlando la humanidad. Hoy quiero escribir sobre las ciencias económicas, tal vez la mas macabra doctrina a la que nos vemos sujet@s tod@s l@s human@s.



Después de miles de años de supuesta depuración en los ambientes mercantiles, ya en la proto-civilización sumeria, ya en el continuo vaivén del enfermizo mercado de valores moderno, se nos presenta la teoría macro-económica, de una forma mucho mas que sospechosa, no sólo para aquell@s no iniciad@s en esta enigmática pseudo-ciencia, sino para los economistas en sí. La eterna pregunta vuelve a rezonar en mi cabeza:

¿Cuál es el origen del dinero?


Hablando una tarde con un amigo sobre las contradicciones históricas que pueden encontrarse al hacerse esta pregunta, me decidí por escribir esto. Nuestra charla nos llevó a la figura de Carl Menger, fundador de la Escuela Austríaca de Economía, lo que a posteriori, me ayudó a reconocer tal escuela como la principal causa del estancamiento global en el que nos encontramos a nivel socio-político en la actualidad. En su trabajo "El origen del dinero", ensayo plagado de conjeturas aproximativas y muy poco científico, nos da a entender, que el dinero nació en nuestra civilización como algo espontáneo para poder medir el valor mercantil entre productos de diversa "liquidez", aquello que los economistas dieron por llamar a la capacidad de un bien determinado a convertirse en dinero. Primera confusión, ya que la figura del dinero sin la figura de la liquidez, no tendría razón de ser, y visceversa. Según asegura Menger, ni siquiera él mismo es capaz de esclarecer el enigma, aunque a partir de este ensayo, el problema de el origen del dinero quedó por completo zanjado, al menos para aquell@s estudios@s de la materia. Citando su escrito, veamos algunas incongruencias, y de cómo esta pseudo-ciencia, se resuelve a sí misma en conceptos vagos y de una abstracción insólita para algo tan importante como debería ser el intercambio de bienes y/o divisas, siendo estas el yugo universal de los hombres y mujeres:

 Carl Menger


"II. Intentos realizados hasta ahora para hallar una solución.

Hasta ahora los resultados de la investigación del problema que nos ocupa no parecen guardar debida proporción con el gran desarrollo de los estudios históricos en general ni con el tiempo y los esfuerzos dedicados a la búsqueda de una solución. El enigmático fenómeno del dinero carece, incluso en el presente, de una explicación adecuada, ni siquiera se ha llegado a un acuerdo sobre las cuestiones fundamentales de su naturaleza y sus funciones. Hasta hoy no contamos con una satisfactoria teoría del dinero."

Un poco mas adelante, Menger continúa con esto:

"...La teoría del dinero necesariamente presupone la existencia de una teoría de liquidez de los bienes..."

¿A dónde quiere llegar?

Presuponiendo una y otra vez, no hace nada por esclarecer el enigma, sino es bajo sus propios criterios que sentaron las bases del neo-liberalismo. Ya sea Menger, Marx, Smith o el liberal Rothbard, todos defienden una ciencia tan inexacta como falaz, completamente manipulada por castas de poderosos que nunca dejarían que nadie intente mover ni un ápice sus ancestrales bases de dominación sobre aquell@s hombres y mujeres que nacimos en la mas completa ignorancia. A mi entender, veo a las distintas corrientes económicas como un juego sarcástico de poderosos, solamente comparable con el loco ajedrez diseñado por el artista argentino Xul Solar, juego que carecía de reglas y se iban dictando a medida que se jugaba.


 Mucho antes de que se pronunciara Smith y demás caterva de pseudo iluminados sobre el modelo económico que existe en la actualidad, tantas veces reformado y que sólo puede empeorar, los caballeros del temple se hacían cargo de las fortunas europeas, creando de manera directa un enemigo inexistente, los Hassasins, proporcionando así una excusa perfecta para potenciar una purga étnica que inundó de sangre tierra santa, y hasta hoy en día, se hacen oír sus ecos. Podemos comparar este hecho con las invasiones yanquis que sufren Afganistán e Irak, que no por casualidad, siguen siendo el escenario de cruentas batallas y terrorismos diversos, donde el supuesto enemigo de la democracia, es financiado y entrenado por los defensores de la misma. 
 
Es el águila bicéfala que defiende el orden y el progreso, pero no el de la humanidad, sino el de los impuestos superhombres niestcheanos. Asi es cómo, tanto la teoría liberal económica, el concepto de la plus-valía o la supuesta teoría de la liquidez de los bienes, son parte de la misma mentira. Es evidente que estos preceptos, no han ayudado a la humanidad a desarrollarse, sino es bajo el estricto control de los sacerdotes esotéricos que dictaminan el curso de la historia, muy distante a la lisa idea de libertad, igualdad y fraternidad, difundida por el iluminismo francés del cuál reniego al ver cómo en el siglo XXI, gentes de todos los credos y razas se mueren de hambre, mientras las cadenas de supermercados tiran y destruyen toneladas de comida diariamente en todo el globo. 


 Si los vagos cánones de la economía como ciencia fuesen reales, no me explico cómo ocurren estas atrocidades. Si una empresa se gesta para generar ganancias, y la liquidez de bienes fuese algo tangible, nadie alimentaría miles de vacas, para transportarlas al matadero, descuartizarlas luego de asesinarlas, empaquetarlas en un bonito, práctico y caro envoltorio, para después destruir ese producto una vez se acercase su fecha de caducidad. Imagine Usted la misma escena en la mesopotamia del siglo XXV antes de Cristo. Se me hace difícil, pero no imposible conjeturar acerca de la economía práctica en aquel entonces. Si la escritura cuneiforme, fue producto de la nomenclatura usada por los pastores mesopotámicos a la hora de transportar sus rebaños, marcando sus bastones con tantos palotes cómo cabezas de ganado transportaban, la proto-legislación fue definida por un obelisco con el código dictado por un rey que se autodefinía como descendiente de los dioses (Hamurabbi), y la agricultura la principal causa de las guerras territoriales, el dinero no puede quedar fuera de la deliberada directriz de algún déspota. La idea de Menger hace aguas por todos lados, invito a Usted a leer su ensayo y sacar sus propias conclusiones.


El link del trabajo de Menger:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...