20 ene. 2011

Pensando en los origenes del arte callejero (parte II)

Como vimos antes, las primeros trazos de las expresiones visuales publicas durante este periodo no tuvieron una motivaciòn artistica. Se utilizaba un lenguaje visual como una forma de darle un mensaje a la sociedad, sin la necesidad de formar parte de un circulo artìstico establecido. Ahora, nos gustarìa apuntar a aquellos artistas que se acercan màs a la nociòn de arte callejero que tenemos. Individuos que creaban o que siguen creando arte callejero concientemente. 
Uno de los primeros artistas en dejar su estudio y salir a las calles fue Gerard Zlotykamien. Nacido en parìs durante la 2da Guerra Mundial, creciò durante los difìciles años posteriores a la guerra. Zlotykamien utilizò como lienzo las paredes destruidas por la guerra.
Mientras Zlotylamien estaba en Europa, del otro lado del Atlàtico estaba Charles Simonds, que en 1971 comenzarìa su carrera construyendo "viviendas para personas pequeñas" en agujeros de paredes. En esta pàgina pueden ver algunas de esas viviendas: http://whitney.org/Collection/CharlesSimonds   



Los 70s fueron los años en donde se establecieron las bases de lo que hoy conocemos como arte callejero. 
En el hemisferio sur, Alex Vallauri, quien naciò en Asmara, Etiopìa en 1949, es considerado un equivalente a Keith Haring. No muchos de los trabajos de Vallauri sobrevivieron, su universo estaba plagado de mujeres sexies con botas altas, mezclado con un aire kitsch. 

Vallauri haciendo stencil
De vuelta a Nueva York, Richard Hambleton, nacido en Vancouver, creò una serie de intervenciones entre 1974y finales de los 80s, que son fundamentales para la historia del arte callejero. Su primer trabajo notorio fue la serie "Mass Murder", que consistìa en 620 siluetas humanas hechas con tiza (la misma que es utilizada para marcar en las escencas de crimenes los cuerpos de las victimas) y chorros de pintura roja simulando la sangre. Hambleton dibujò su silueta por todo EEUU desde 1976 a 1978. Otra serie muy importante del artista fue la que creò en 1980, una serie de 800 impresiones de èl en tamaño natural. La serie tenìa tres nombres: I only had eyes for you, Putting Yourself up for abuse y Spreading yourself thin.  


En Francia, Ernest Pignon-Ernest, comenzò a utilizar seriamente el paisaje urbano en 1971. Su trabajo consistìa en posters que mezclaban elementos antiguos y modernos, creando asì retratos con mucha carga emotiva, en donde se escuchaba su reclamo por justicia social. Para Pignon, la locaciòn de su trabajo es tan importante como el trabajo en sì. 



Los comienzos de los 80s, con su pasiòn por el color, los iconos populares, y su actitud relajada ante los temas cotidianos, provocaron el florecimiento del arte callejero. El concepto de las ciudades como grandes galerìas de arte se fortaleciò. 
Esto es lo lindo del arte callejero, que es capaz de crecer globalmente, superando barreras politicias, asi como tambièn diferencias etnicas y religiosas, creando un lenguaje que puede ser tan universal como particular para cada artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...