10 nov. 2011

Stephan Doitschinoff, Artista de Sao Paulo, Brasil


VER ES CREER.
Stephan Doitschinoff, Artista de Sao Paulo, Brasil.
Para empezar podrías decirnos algo de tu niñez? Dónde estudiaste?
Naci en Sao Bernardo do Campo, un suburbio industrial de Sao Paulo. Crecí en una familia Cristiana fundamentalista. Mi padre era un pastor evangelista y mi madre y él eran los directores de la colonia de vacaciones de la iglesia.
Básicamente, crecí en una iglesia.
Mi hermana y yo fuimos a una escuela muy estricta. Brasil atravesaba por una dictadura entre 1964 y hasta 1985 y creo que esta escuela en particular  fue muy influenciada por ese período. Recuerdo al director llamándonos “infractores” y usando términos militares como: romper la ley traerá consecuencias severas y castigos. También éramos obligados a pararnos y rezar todos los días y cantar el himno de la escuela como así también el himno nacional y el de la bandera mostrando que el patriotismo era algo instalado en la sociedad.



Cómo aparece el nombre Calma? Cómo lo elegiste? Podes decirnos qué evoca esta palabra?
Sao Paulo es una de las ciudades más caóticas de América Latina, con un gran índice de crímenes, secuestros y corrupción policial. La ciudad crece a un ritmo incontrolable. Por ejemplo: Sao Paulo tiene 6 millones de autos circulando y más de 800 autos nuevos salen a la calle todos los días. Cuando empecé a usar la palabra Calma aparecía junto a una representación de alguien o algo afligido o perturbado…como un Koan o algo insensible. Esto era usado en posters y pinturas esparcidas por toda la ciudad. No era necesariamente una firma. Con el tiempo la gente empezó a asociar el nombre con mi persona y el nombre quedó.
Al principio lo que me llamó la atención de la palabra Calma es su significado en Latín que viene de la contracción de las palabras Con-Alma C’Alma.

 
Tu viaje como un artista ha sido mayormente autodidacta. Esto es más o menos verdad? Recordás clases de arte en la escuela o generalmente descubriste el arte por vos mismo?

Me considero un artista autodidacta. Sí tomé algunos cursos y fui a la universidad por algunos meses, pero no puedo quedarme en un aula por mucho tiempo.
En la mayoría de las escuelas brasileras no existen las clases de arte. En parámetros generales la educación en Brasil es muy pobre y la música y el arte son ignorados en el sistema público.  Aprendí más en mi trabajo que estudiando. En 1994 a través de un amigo de la infancia tuve la oportunidad de ser asistente de un gran escenógrafo. Trabajando con él hice escenografías para conciertos de rock, festivales producciones teatrales. Este trabajo me dio la confianza y la motivación para trabajar como un artista, aunque mis ganancias eran a menudo muy bajas. Mas o menos al mismo tiempo comencé a trabajar como asistente en una agencia de publicidad. Sabía que no era lo mismo, pero no sabía bien qué más buscar. Solía pasarme todo el día dibujando o haciendo el arte para tapas de discos, posters y remeras para mi banda y otras bandas de la escena hardcore- punk de Brasil. En ese momento estaba completamente metido en eso. Increíblemente mi jefe nunca se dio cuenta de todo esto. Me quedé en ese trabajo por 2 años e incluso conseguí un ascenso como director de arte y un aumento de sueldo, pero en cambio decidí renunciar. Me fui en 1999 queriendo enfocarme más en el arte en sí que en hacer dinero.
No trabajo más de 9 a 5 desde entonces.


Hubo algunas epifanías memorables en este viaje de descubrimiento artístico? Por ejemplo, hubo algún momento en el cual te diste cuenta que podías expresarte en una manera en particular o que quizás podrías refereirte como Arte Sagrado de forma personal?
No sé realmente si hubo un momento especial, pero decisiones importantes fueron tomadas para poder cambiar el curso en el cual iban las cosas. Renunciar a la agencia de publicidad donde estaba ganando un sueldo razonable y tener la perspectiva de ganar mas o dejar la universidad fueron elecciones decisivas. No sabía lo que quería, pero era obvio lo que no quería!


Para continuar con la analogía del viaje, tu lenguaje artístico ha sido desarrollado a través de mucho estudio. Recuerdo haberte visitado en el 2004, estabas estudiando libros enormes de arte religioso e iconografía y a menudo visitabas el Museo de Arte Sagrado en Sao Paulo. Más que una simple apreciación estética, pareces tener una sed de conocimiento, historia y filosofía. Nuevamente es un estudio más autodidacta que para obtener un título académico. El arte y la búsqueda de conocimiento van de la mano en tu caso?
Mi bisabuela era una practicante espiritista y también lo era mi abuela. Mi padre era un pastor, en la esquina de la calle donde crecí. Hacían macumba todos los fines de semana. En la escuela tenía que rezar todos los días y me pasaba todas las vacaciones en la colonia de la iglesia. Crecí con la religión permeando mi vida, no tenía muchas alternativas.
En términos generales, Brasil es un país muy religioso. Esto no viene solamente de nuestra herencia católica/ portuguesa, pero también de los esclavos africanos. En Brasil ambas herencias se mezclan. Es común cruzarse con pequeños altares en las casas de la gente donde imágenes de santos católicos y deidades africanas están puestas una al lado de la otra. El sincretismo es cosa de todos los días en Brasil.



Has desarrollado un estilo particular y muy fuerte en tu arte. Mientras podes ver referencias en ello – retablos medievales, folklore brasileño e iconografía religiosa) pareciera que esas referencias se perdieron y tu propio estilo  ha tomado el control.  Qué notás en cuanto a tu propio avance?
Cuanto más proceso mis referencias, más se pierden sus características originales y naturalmente, adquieren una forma mas personal. Arte sagrado es aún un referente, pero no uno tan fuerte como antes. En los últimos 2 años, mi trabajo ha sido influenciado por el arte folklórico de Brasil, probablemente porque he estado viviendo en Lençóis. Muchos de mis conocidos y amigos son pintores. En Lençóis tuve la oportunidad de colaborar con artesanos locales, de los cuales me he inspirado mucho para usar diferentes tipos de materiales para mi trabajo como telas, cintas y maderas.


La muerte es un tema recurrente en tu trabajo. Particularmente imágenes de calaveras y ángeles. En un mundo cada vez mas consumista obsesionado con la juventud, la belleza y la riqueza, la muerte se ha vuelto casi un tema tabú. Crees que hoy en día la gente se pone incómoda al enfrentar el tema de la muerte? La gente reacciona con felicidad y trsiteza ante tu trabajo? O querés provocar estos sentimientos mezclados?
La reacción que la gente tiene frente a mi trabajo es algo que yo no puedo controlar, y no intento hacerlo. Incluso si Memento Mori *es una postura ejemplo, cada quien es libre de elegir lo que quieren para ellos mismos. Yo elijo eso.
En nuestro mundo moderno donde reinan el consumismo y el capitalismo y todo recibe un rápido cambio de imagen para que se vea perfecto y brillante, no hay lugar para la decadencia o envejecimiento, procesos naturales que no pueden ser negados. Nadie puede detener el tiempo- ni siquiera con botox o interminables cirugías plásticas- dentro del cuerpo el proceso de deterioro continúa. Mirándolo desde una perspectiva diferente, la muerte puede ser una metáfora para el mundo en que vivimos, el caos reina en el espectro socio-político, todos los asuntos ambientales. Es un símbolo que representa el fin del mundo.
*Memento Mori: frase en latín que significa “Recuerda que eres mortal”

Reviviendo la tradición de Memento Mori en tu trabajo es algo fascinante. Podés explicar lo que es Memento Mori y cómo entendés que tal arcáica y antigüa tradición puede llegar a tener alguna relevancia en nuestra vida moderna?
Memento Mori es una corriente filosófica y un movimiento artístico que data de tiempo inmemorial.  A través de la contemplación de la muerte, recordamos lo frágil y breve que la vida es. El tiempo es algo valioso. Para mí no tiene sentido desperdiciar el tiempo en frivolidades; sufriendo, juzgando las acciones de otras personas o preocupándonos por si nosotros estamos siendo juzgados. Ahora hay una cierta idea acerca de los muchos procesos psicológicos con los cuales nos engañamos a nosotros mismos, alejándonos de nuestras metas en la vida. Esto es lo que yo llamo auto-sabotaje y pérdida de tiempo.

 
Desde el comienzo, con tu arte callejero y tus pinturas, la religión ha sido un tema fuerte en tu trabajo de ambas maneras, simbólicamente y como parte de la narrativa. Podés explicar primeramente como es que usas símbolos existentes con semejante resonancia y contexto histórico, por ejemplo: la cruz o ítems religiosos como un rosario? Presumiblemente son usados con respeto a su significado original pero tienen también un significado personal y psicológico?
Este simbolismo mantiene su significado original cuando una persona mira una cierta imagen por primera vez.  Usando el  sentido común, es obvio que una iglesia es una iglesia y una cruz es una cruz, y siempre acarreará su sentido inherente. Personalmente veo a la iglesia como una institución arcaica que siempre apuntó a controlar las masas. Pienso que es un símbolo apropiado para las instituciones modernas corruptas; como las grandes corporaciones, los medios de comunicación y los gobiernos.

 
Mientras usas símbolos  católicos  y evangelistas en tus trabajos, otras creencias también te causan fascinación. Decis que esto fue en rebelión a tu aducación religiosa. Fue escandaloso o revelador el estudiar otras religiones? Y por hacerlo encontraste verdades generales?
No creo en la existencia de una sola verdad, y todo ese proceso fue casi automático, una cosa llevó a la otra y no hubo vuelta atrás. Vengo de una familia Protestante estricta y se suponía que yo debía leer y memorizarme la biblia, cumpliendo las expectativas de otros. Cuando era un niño leia y releía pasajes hasta que era capaz de recitarlos. Los recuerdo hasta el dia de hoy. Durante mi adolescencia, perdí interés en la religión y comencé a tener nuevos hobbies como el skateboarding, el cual me llevó a la escena punk rock de Sao Paulo. En 1993 yo fui parte de una banda hardcore punk y me sumergí en el movimiento punk. Comencé a cuestionar la política y la ética y elegi hacerme vegetariano.
El estilo de vida vegetariano despertó mi interés en diferentes tipos de dietas como el macrobiótico, volviéndome asi un seguidor radical de éste. A través del libro “Zen Macrobiótico” de George Osawa, comencé a aprender acerca de esta filosofía, la cual está muy influenciada por el Zen y el Taoísmo. Más tarde empecé a estudiar ambas. Estudiando la filosofía Zen conocí algunas d elas ideas de C.G. Jung las cuales explican los aspectos científicos y psicológicos d ela religión.  Desde ese entonces comencé a estudiar la psicología de la rama de Jung y hacer un estudio sobre mitología. Con el conocimiento que fui adquiriendo, y con una mirada más analítica, comencé a analizar la religión y la mitología, tratando de entender como actúan e influencian la mente humana y también su poder sobre las masas. Vivo en un constante proceso de re-pensamiento y re-evaluación  de las cosas que aprendí en mi niñez y también como adulto. Me ayuda a ganar nuevas perspectivas en mi trabajo y también como individuo. 


LINKS:
Livro “CALMA, the Art of Stephan Doitschinoff “
Curta / Documentário “Temporal”
http://www.stephandoit.com.br/
www.myspace.com/stephan_doitschinoff


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...